C/ Costa i Cuxart, 5 - 08031 BARCELONA - Tel. 93 340 16 16 - email: mimir@lafontdemimir.cat

viernes, 23 de julio de 2021

Reseña de BLANCOGRAMAS, de Gemma Solsona



TÍTULO:
Blancogramas

AUTORA: Gemma Solsona

EDITORIAL: InLimbo

 

SINOPSIS

Con Blancogramas, Gemma Solsona Asensio se adentra en la oscuridad del color blanco para presentarnos niñas que custodian un ángel en el desván, una familia que rinde culto secreto a Mary Poppins, un anciano obsesionado con una dama espectral en las calles de Barcelona, o una joven que descubre lo peligrosa que puede llegar a ser su mejor amiga. Siete relatos de negrura nívea, hermosos y terribles, dentro de la mejor tradición de lo extraño.

«En su nuevo libro, Gemma Solsona también explora el horror de la blancura y nos ofrece un estupendo catálogo de seres y fenómenos que escapan a los límites de lo real. Quien haya frecuentado sus relatos anteriores reconocerá aquí recurrencias y obsesiones: la infancia, la monstruosidad, la evocación nostálgica del pasado, los espacios domésticos asaltados por lo insólito...»

(Del prólogo de David Roas)

https://www.inlimbo.es/libros/categoria/narrativa/6-blancogramas/

 

OPINIÓN


Así como en CASA VOLADA la autora dibuja unos personajes tridimensionales y carismáticos en unos ambientes con personalidad propia, tocando sus temas fetiche, con cada relato de su padre y de su madre pero con una clara obsesión por las casas, en BLNACOGRAMAS, Solsona desvía su obsesión hacia una estancia concreta de esa casa y se ve invadida por tres temas que contagian cada uno de los relatos como en una posesión demoníaca: la monstruosidad de lo aparentemente inocente; la oculta bondad o benevolencia del monstruo; y lo que oculta nuestro desván interior.

El lenguaje de Solsona es directo, punzante, horada en el subconsciente y los miedos colectivos, y se desarrolla en ambientes cotidianos, supuestamente seguros, donde lo insólito es el fantasma que se pasea, sólo visto por el rabillo del ojo, en una blancura espectral repleta de horrores.

Gemma nos habla de casas, de niñas, de monstruos hermosos y ángeles repulsivos, de la crueldad que viene de la mano extendida, un puño oculto, el egoísmo y la inocencia que se tornan en violencia y crueldad. Encontramos menciones a brujería, referencias literarias, mitológicas y a cuentos de hadas en todos los relatos. Las mecedoras y las buhardillas son un continuo… Gemma Solsona es Luisa May Alcott perdida en un desván.

La claustrofobia es una emoción que nos cierra la garganta durante la lectura; sus personajes no pueden salir de ese espacio físico, emocional y psicológico. “Muchos de los relatos fueron escritos durante el confinamiento”, nos confiesa Gemma durante el Club de Lectura en el que nos reunimos con ella y su editora, Ana Martínez Castillo, para comentar los relatos.

Este es un libro capaz de revolvernos las tripas con juegos infantiles y pasiones monstruosas. En el ático, ya esté abandonado y lleno de ratas, o maldito y sangrante, Solsona pierde la cordura de lo cotidiano para sumergirlo en el terror de lo torcido, de lo terriblemente bello y bueno a simple vista, del blanco inmaculado.

Encierro, locas del desván, o quizá demasiado lúcidas, con una mente preclara, inocente, cruel en su niñez, capaz de ver sin constructos, donde existen ángeles, demonios, monstruos y fantasmas, y la muerte puede ser una buena compañera de juegos. “Quería confrontar a la loca del desván contra el ángel del desván”, apunta Gemma.

Podemos percibir de donde nace su inspiración, desde Mary Poppins a El tapiz Amarillo. “Y de el Ancho mar de los Sargazos, donde tiene voz la loca del desván de Jane Eyre. También me influyeron películas como Veneno para las hadas y La chica de al lado, así como el prólogo de Mercè Rodoreda en Mirall Trencat, donde la autora habla de su obsesión por los ángeles. Y La habitación de Nona, de Cristina Fernández Cubas. A veces me escribo para hacer un homenaje a aquello que me gusta”, explica Solsona mientras todas apuntamos las referencias a toda prisa.

Gemma es siniestra e inquietante, busca incomodar al lector y afectarnos. En PLUMAS SUCIAS es la crueldad infantil y la confrontación de aquello que nos parece angelical con la indefensión del monstruo.

«No se lo cuentes a nadie, ¿me oyes? O mi ángel se escapará volando esta misma noche y te comerá los pies y las manos. Ya la lengua, por lechoncita chivata.»

En CUCARACHAS BLANCAS nos enfrentamos a un posible futuro postapocalíptico en que la imagen de Mary Poppins da lugar a una nueva religión.

«Cada uno debería creer en lo que prefiera, vieja bruja, hazme caso. Sobre todo si ya no nos queda nada.»

En ADORADA CAT y LA DAMA DE LOS GUANTES BLANCOS sondea el tema del vampiro, el monstruo hermoso y el hambre de vida ajena. En EL CAIMÁN BLANCO y EN BLANCAPIEDAD, la autora explora historias reales, el cómo podría haber sido del horror histórico. En el primer relato nos encontramos con Marie Delphine LaLaurie, una dama de Nueva Orleans que se hizo famosa por haber torturado y asesinado a sus esclavos. Y en el segundo cuento encontramos la historia de una niña que, viendo su historia de Blancanieves y los siete enanitos truncada, pues su madre no deja de tener bebés, y su infancia aniquilada por el trabajo y la maternidad impuesta, decide tomar cartas en el asunto.

«...sus ojillos permanecerían abiertos hasta bien entrada la madrugada, concibiendo el cuento más cruel y sombrío para acabar con los enanitos, uno tras otro, una tras otra, y así tener más tiempo, sí, para jugar y aburrirse y ser, por fin, tan sólo una niña.»

Y mi preferido, LA ALCOBA BLANCA, el que considero más Gemma Solsona, donde el desván tiene vida propia y, convertido un ente en sí mismo, es capaz de devorar la mente y el alma de cualquiera que se atreva a poner sus inocentes piececitos entre sus paredes blancas; clara influencia del relato de Charlotte Perkings Gilman, con un desarrollo y personajes que van más allá, encaramándose a la mecedora del terror, donde un agujero esconde la larva que crecerá en nuestro interior.

«Pese a que mi alcoba parezca recién pintada, hay algo sucio y viejo flotando alrededor. Y, en los rincones, percibo esas sombras diminutas y sutiles como telarañas de humo que trepan por la pared.»

Recomendado a aquellos que quieran descubrir a Gemma Solsona o quieran adentrarse más en su universo de casa, monstruos y fantasmas. Para los amantes del relato y de lo insólito.

 

Enlace a la Reseña de CASA VOLADA:

http://laodiseadelcuentista.blogspot.com/2019/09/resena-de-casa-volada-de-gemma-solsona.html

 

Isabel del Río, Abril 2021

http://www.laodiseadelcuentista.blogspot.com

jueves, 22 de julio de 2021

Booktaca de còmic i terror juvenil: LA BRIGADA DE LAS PESADILLAS

Còmic i malsons. Què pot sortir malament? Una col·lecció de terror, fantasia i ciència ficció on un grup de nens poden entrar als somnis amb una màquina per tal d'ajudar aquells que no poden dormir per culpa dels monstres nocturns.

LA BRIGADA DE LAS PESADILLAS, de Franck Thilliez, Yomgui Dumont i Drac (Astronave).



lunes, 19 de julio de 2021

Avui a la Booktaca: ROT. EL MÉS GUAPO DEL MÓN, de Ben Clanton

 Un conte divertit i tendre que ens ensenya a estimar-nos com som. 

De l'autor de les aventures de NARVAL i els seus amics.

ROT. EL MÉS GUAPO DEL MÓN, de Ben Clanton (Editorial Juventud)




martes, 13 de julio de 2021

Reseña breve de “El Fantasma de Anya”, de Vera Brosgol




TÍTULO: El Fantasma de Anya

AUTORA E ILUSTRADORA: Vera Brosgol

EDITORIAL: Astronave

 

SINOPSIS

Anya tiene problemas. No es la chica más popular del instituto. Su apellido ruso es impronunciable. Le sobran un par de kilitos. Está colada por el capitán del equipo de baloncesto... y encima ahora ha caído en un agujero donde hay un esqueleto humano. ¡Qué miedo! Pero en ese agujero conocerá a Emily, una niña fantasma que se convertirá en su mejor amiga y la ayudará a triunfar en el instituto. Claro que... los fantasmas tienen secretos, y el de Emily puede ser terrorífico...

https://www.editorialastronave.com/item/es/272-el-fantasma-de-anya

 


OPINIÓN

El Fantasma de Anya es una novela gráfica que trata la muerte, el amor obsesivo, la pertenencia y la familia, la amistad y la popularidad, la autoestima y el desprecio por el propio cuerpo, todos ellos temas interesantes y muy importantes en la adolescencia, ese momento en que todos buscamos cuál es nuestro lugar en el mundo y quiénes somos en realidad, más allá de quiénes son nuestros padres y antepasados.

Anya es una joven rusa afincada en Nueva Inglaterra que asiste a clase en una escuela privada donde sus únicos amigos son una irlandesa deslenguada y un empollón de procedencia rusa, como ella. Sus diferencias la hacen buscar encajar como sea y querer ser como la mayoría, por lo que se pone a dieta, no soporta las costumbres de su familia y se enamora del típico deportista con novia rubia y popular.


Pero todo cambia el día en que Anya cae a un pozo en un parque y allí encuentra un esqueleto que lleva más de 90 años en sus profundidades. Descubrirá horrorizada que no está sola en la oscuridad, una joven está allí atrapada con ella. Y de pronto las cosas tomarán un rumbo distinto en su vida y en su manera de entender el mundo.

Las ilustraciones son expresivas y narrativas, y el texto y diálogos son accesibles y creíbles, con personajes profundos y con trasfondo que evolucionan durante sus páginas.

Una historia de misterio que recomiendo a todos aquellos que quieran disfrutar de una buena novela gráfica y descubrir a la autora, pero especialmente para jóvenes (+16), pues es de ágil lectura y engancha que no veas.

Isabel del Río, Abril 2021

http://www.laodiseadelcuentista.blogspot.com