C/ Costa i Cuxart, 5 - 08031 BARCELONA - Tel. 93 340 16 16 - email: mimir@lafontdemimir.cat

jueves, 20 de abril de 2017

Recomendaciones Literarias Sant Jordi 2017

Nos hemos reunido en La Font de Mimir y aquí os proponemos una lista de títulos que os pueden resultar atractivos de cara a las lecturas y regalos para este Sant Jordi. Muchos de ellos han sido testados por nuestro Club de Lectura XDDD Y de algunos podéis encontrar reseña en mi blog personal: La Odisea del Cuentista 



LIBRO INFANTIL e ILUSTRADO
La montaña de libros más alta del mundo, de Rocío Bonilla (Algar)
La línea del tiempo. Un viaje ilustrado por la historia, de Peter Goes (Maeva)
Max i els Superherois, d’Oriol Malet i Rocio Bonilla (Anima Llibres)
Et menjade, de Jean-Marc Derouen i Laure du Fay (KOKINOS)
Això no és una selva, de Susana Isern i Rocio Bonilla (Flamboyant)
Com encendre un drac apagat, de Didier Lévy i Fred Benaglia (Zorro Rojo)

NOVELA JUVENIL y CROSSOVER
La casa del álamo, de Kazumi Yumoto (Nocturna)
Las Bocas de la Montaña. El Señor del Viento, de Isabel del Río (Atlantis)
Dumplin, de Julie Murphy (Nocturna)
La porta del Drac, Ana Alonso i Javier Pelegrín (EDEBE)
L’ arbre de les mentides, Frances Hardinge (Bambú)
Selfies al cementiri, Maria Carme Roca (Barcanova)

GÉNERO Y NOVELA ADULTA
 Deshielo y ascensión, de Álvaro Cortina (Jekyll & Jill)
Juguetes rotos, de José A. Bonilla (Dilatando Mentes)
Fantasma, de Laura Lee Bahr (Orciny Press)
Enviada especial, de Jean Echenoz  (Rayo Verde)
Un día en la vida de una mujer sonriente, de Margaret Drabble (Impedimenta)
Viure amb una estrella, de Jirí Weil (Viena)
L’imperi dels Lleons, de Sebastià Bennassar (Alrevés, Crims.cat)
La Vident de la Lluna Plena, de Isabel del Río (Columna y Kailas)
La escritora, de Carmen Conde (Ediciones B)
La casa de arenas movedizas, de Carlton Mellick III (Orciny Press)
Mi nombre escrito en la puerta de un váter, de Paz Castelló (Umbriel)
Lo que nos queda de la muerte, de Jordi Ledesma (Alrevés)
Saturno, de Eduardo Halfon (Jekyll & Jill)
La sang de les promeses, de Wajdi Mouawad (Periscopi)
Cáscara de nuez, de Ian McEwan (Anagrama)
El barbero y el superhombre, de colectivo Juan de Madre

RELATOS y CUENTOS
El espectrómetro del alma, de Edward Page Mitchell (Orciny Press)
Anatomia de les distàncies curtes, de Marta Orriols (Periscopi)
Cuentos de Hadas, de Ángela Carter (Impedimenta)
Hipermatrònic, l'hiperbreu que va sorgir de l'espai profund, de Sergi G. Oset (Orciny Press)

ENSAYO y PERIPLO NOVELADO
Sueños en tiempos de guerra, de Ngugi wa Thiong'o  (Rayo Verde)
Daha!, de Hakan Günday (Periscopi)
Tan poca vida, de Hanya Yanagihara (Lumen)

SALUD Y CRECIMIENTO PERSONAL
Raw Food Anti-Aging. La cocina de la longevidad: salud, vitalidad, conciencia y belleza, de Consol Rodriguez (Urano)
Espiritual Chef. Alimentos esenciales del alma, de Javier Medvedovsky (Urano)
Qué beber cuando no bebes, de Meritxell Falgueras (Cooked, Urano)
El caracol dorado, de Mario Reyes (Obelisco)
El don de la sensibilidad en la infancia, de Elaine N. Aron (Obelisco)

Isabel del Río
Sant Jordi 2017



lunes, 10 de abril de 2017

‘Més que un Club de Lectura!’ de Abril: Editors Independents con Rayo Verde, Periscopi, Impedimenta, Orciny Press y Alrevés

En La Font de Mimir estamos realizando una serie de charlas temáticas alrededor de temas y géneros literarios que creemos que pueden dar mucho de qué hablar. En ‘Més que un Club de Lectura!’ hemos debatido sobre cómic y manga, ilustrado, género negro, sobre dona i escriptora, y este mes de abril, aprovechando que se acerca Sant Jordi, hemos querido charlar sobre propuestas diferentes y editores independientes con Rayo Verde, Periscopi, Impedimenta, Alrevés y Orciny Press.

LAURA HUERGA y RAYO VERDE / RAIG VERD
Laura Huerga, de formación y corazón de letras. Después de trabajar varios años en el sector financiero decidió invertir todos sus ahorros en cambiar su forma de vida. Ahora trabaja más horas que nunca pero también con más pasión.
Rayo Verde / Raig Verd nació en 2011 y este año es su 5º aniversario. Su primer título de narrativa, A dalt tot està tranquil / Todo está tranquilo arriba,  de Gerbrand Bakker, recibió el Premi Llibreter, y su primer ensayo fue Temps de segona mà. La fi de l'home roig, de Svetlana Aleksiévitx, ganadora del Premio Nobel.
Enlace a entrevista septiembre 2015:

ANIOL RAFEL Y PERISCOPI
Aniol Rafel (Barcelona, 1977) ha ejercido de librero, de lector profesional, de corrector de estilo y ortotipográfico, de traductor, de técnico editorial, de asistente editorial y de editor literario.
Edicions del Periscopi pretende seleccionar y editar en catalán obras contemporáneas que destaquen por su valor literario, así como hacer de puente entre voces de relevancia y el lector que busca una referencia que le aporte la seguridad de una experiencia lectora gratificante y plena.
Enlace a entrevista febrero 2016:

ENRIQUE REDEL E IMPEDIMENTA
Enrique Redel nació en Madrid en 1971. Se licenció en Derecho, y fue lector de originales y asesor para diversas editoriales y agencias literarias. En 1999 empezó a trabajar en el mundo editorial. Ha sido editor adjunto en varios sellos literarios, hasta que en 2004 fundó junto a otros socios la editorial Funambulista, de la que salió en 2007 para montar la editorial Impedimenta. Actualmente vive en Madrid.
Impedimenta, editorial literaria fundada por Enrique Redel y Pilar Adón en 2007, está considerada una de los sellos más exquisitos de la nueva edición en castellano. Su catálogo lo conforman clásicos modernos, nuevos clásicos, libros ilustrados y novelas gráficas. En 2008 fue galardonada con el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural, junto al resto de editoriales del grupo Contexto. Entre sus autores están Mircea Cartarescu, Penelope Fitzgerald, Stella Gibbons, Iris Murdoch o Kingsley Amis, y ha sido distinguida dos veces con el Premi Llibreter, concedido por el Gremi de Llibreters de Catalunya. En 2017 celebra su décimo aniversario.
Enlace a entrevista septiembre 2015:

HUGO CAMACHO Y ORCINY PRESS
Hugo Camacho, sordo postlocutivo y mejor persona, ha sido varias cosas a lo largo de su vida desde que se licenció en filología inglesa, entre ellas: actor, traductor, diseñador, administrativo en un almacén de mercancías peligrosas, militante en bandas de punk y parado de larga duración. Últimamente se le ve escribiendo ficción especulativa y sus relatos y artículos han aparecido en revistas como Maelstrom, Catarsi o SuperSonic y en antologías como Ilustrofobia (Underbrain), La bruma (Escuela de Fantasía) o Històries de les Terres Albes (Edicions SECC). También se dedica a ser editor en Orciny Press, donde traduce y hace de todo. Ha sido miembro del consejo editorial de la revista Catarsi y en 2016 ganó el premio Ictineu al mejor relato fantástico escrito en catalán.
Orciny Press es una editorial mutante y subterránea que se dedica a los géneros fantásticos y fantabulsos de hoy y de ayer. Y es la casa del bizarro en español.
Enlace a entrevista marzo 2017:

ILYA PÉRDIGO Y ALREVÉS
Ilya Pérdigo empezó trabajando en una agencia literaria, después residió cinco años en México, como Director Comercial de Ediciones Urano. Lleva ocho años trabajando en Alrevés.
Editorial Alrevés cumple su octavo aniversario. Según palabras de Ilya Pérdigo, ‹‹Primero quisimos hacer la biblioteca del lector, cualquier proyecto que cayera en nuestras manos y nos gustara, publicarlo. Poco a poco nos fuimos especializando en la novela negra, tanto en catalán como castellano, además hacemos ensayo. Distribuimos en España y Latinoamérica y nuestro política es el capital humano, el trabajo conjunto, enamorarnos de los libros, hacer un camino largo con los autores y sobretodo, el respeto por la literatura.››
Enlace a entrevista noviembre 2015:

ENTREVISTA
IDR. ¿Cómo entraste en el mundo editorial? ¿Qué te motivó a meterte en la boca del lobo?
AR. Después de haber buscado y, por uno de esos azares que pasan de vez en cuando, mientras trabajaba en una librería, quise saber qué circuito hacían los libros, cómo llegaban hasta allí, qué camino seguían. Y tirando del hilo...
ER. En realidad fui editor casi desde que tengo uso de razón, soy editor vocacional. Con ocho años, mientras mis primos jugaban al fútbol, yo me metía bajo una encina y hacía unos libritos que luego fotocopiaba y luego vendía. Con lo cual, siempre he estado vinculado al mundo del libro, fancines… Pero luego empecé a ser editor con treinta años.
IP. En gran medida fue lo que viví desde niño, siempre rodeado de libros, con abuelos traductores, poetas, con una madre como agente literario, era difícil no caer en la boca del lobo. Debo reconocer que mi relación con los libros fue un poco tardía, pero una vez caes, no hay vuelta atrás. Este negocio, aun y sus penurias, es un lujo, es un privilegio y un placer.
LH. Pues fue la idea de dedicarme a lo que me gusta, los libros. Pensaba que acabaría como librera pero me equivoqué. 
HC. Estudié filología inglesa en la universidad, pero no entré en el mundo editorial hasta que decidí montar mi propio sello. ¿La motivación? Tener una serie de textos que me quemaban en las manos y... bueno, como llevaba dos años en paro, necesitaba inventarme algo para estar ocupado y tratar de ganarme la vida.
IDR. ¿Crees que es necesaria alguna preparación previa, o estudios, para dedicarse al mundo editorial?
AR. Imprescindible quizás no, pero cuantos más conocimientos se tengan, mejor. Conocimientos literarios, empresariales y de sector.
ER. No. Creo que hay que tener una vocación tremenda con el mundo del libro, amar mucho el libro y tener un cierto gusto. Yo creo incluso que tener cierta formación es contraproducente, porque te quita esa especie de frescura. Lo que sí que creo es que hay que colaborar con una editorial para hacer prácticas y aprender desde dentro. Pero en cuanto a formación reglada, yo creo que tampoco es necesario.
IP. Leer, leer, leer y sí, obvio, todos los estudios que uno pueda tener, entorno a la lengua, la historia, la filología son más que bienvenidos y necesarios.
LH. Todo lo que se pueda saber, antes mejor saberlo antes que encontrártelo después  pero, como todo, si tienes margen para los golpes, también puedes aprender desde dentro.
IDR. ¿Qué eres primero: editor o lector?
AR. Sin duda, lector.
ER. Soy lector antes que nada, porque para ser un editor es necesario ser un lector. Tienes que amar el libro, tienes que ser un recomendado, más que un lector intimista. Tienes que ser un lector que comparte, que comparte sus gustos, con lo que te emociones, que eres capaz de transmitir esa pasión. Con lo cual yo creo que es imposible ser editor sin ser lector.
IP. Lector.
LH.  Siempre he pensado que lectora, pero ya no leo como antes o me cuesta mucho. Supongo que he cambiado en estos cinco años aunque me cueste reconocerlo. Me gustaría responder siempre "lectora".
HC. Creo que lector, porque soy capaz de dejar de lado el trabajo para poder leer un poco.
IDR. Hay que ser muy valiente, o inconsciente, para decidir abrir una editorial independiente, ¿cuál es vuestra historia?
AR. Ambas, seguramente. En mi caso, llevaba años trabajando para otras editoriales, y se dieron las circunstancias para poder dar el paso. Para asumir los aciertos y los errores.
ER. En realidad hay que ser valiente o inconsciente para abrir cualquier tipo de negocio. Yo creo que no podría abrir ningún otro tipo de negocio, a mí no se me dan bien los bares, la arquitectura, el derecho, la medicina… A mí lo que se me da bien es editar libros, tener un poco de ojo respecto a lo que me gusta leer, a lo que me gustaría recomendar. Con lo cual, cuando pisas un terreno firme, es bastante más fácil de hacer, por lo que no creo que sea inconsciente, sino que el riesgo está medido.
IP. Un poco de todo. Yo vivía en México, trabajando en una editorial, decidí regresar después de cinco años y coincidió que mi hermano (junto con otros socios) estaba asentando los cimientos para  Alrevés, ahí me uní a la aventura.
LH. A veces simplemente hay que poder hacerlo, tener los recursos y que no te importe tanto perder los recursos como perder la experiencia o que se te pase la vida sin haberlo hecho.
HC. Hoy en día hay que ser tonto o estar desesperado para hacerse autónomo en este país, y yo creo que encajo en las dos definiciones. En el caso de la edición... pues lo que he dicho, pero al cuadrado. El problema es que lo haces por pasión, y la pasión hace que un tonto desesperado salte sin red ni paracaídas.
El tema de dedicarme a los géneros fantásticos es porque son los géneros con los que he crecido, es lo que he mamado desde siempre y es de lo que conozco un poco. Y específicamente el bizarro, porque cuando lo descubrí me pregunté ¿dónde has estado toda mi vida? Y pensé que si alguien tenía que abrir camino en España, tenía que ser yo. Otra vez por pasión.
IDR. Distintas editoriales, voces muy diferentes, filosofías diversas… Pero tanto los lectores, libreros y críticos os han premiado por vuestra labor. ¿Creéis que las editoriales independientes son la nueva voz de la literatura? O, mejor dicho, ¿el nuevo hogar para los amantes de las historias?
AR. Sí y no. Hay buena literatura en las grandes y en las pequeñas, y no tan también. Lo que sí hay es la capacidad de arriesgar, por un tema de gastos de estructura: cuando se hacen los números para que un libro pueda funcionar, cuantos menos gastos de estructura se tengan, con una cifra inferior de ventas (prevista), ya pueden salir las previsiones, lo que permite arriesgar un poco más.
IP. El nuevo hogar tampoco, deben existir todo tipo de hogares y no hay que perder el tiempo entre "buenos y malos". Lo que si ofrecemos las editoriales independientes (no todas) es esmero en la selección de contenidos, en el trabajo, corrección y edición del mismo. Ofrecemos cercanía con los autores y con les lectores, interactuamos y vivimos mucho más de cerca la literatura.
LH. Son un espacio más donde encontrar contenidos diferentes. Se pone en valor nuestro trabajo porque lo queremos hacer bien, somos exigentes y autocríticos, corregimos nuestros errores, queremos mejorar constantemente, seguimos aprendiendo cada día. No es solo imponer un sentido crítico a los contenidos que gestionamos, es también considerarlo mientras trabajamos con esos contenidos.
IDR. ¿Cuál sería vuestra filosofía como editorial? ¿Qué es lo que queréis provocar?
AR. Queremos que la gente lea más, lea mejor, y si se puede, que lea más y mejor en catalán.
ER. Básicamente queremos provocar la curiosidad. Yo como lector, cuando me acerco a una librería, lo que intento es emocionarme, tener un flechazo con el libro. Pues esa especie de seducción que se tiene con las personas y con aquello con lo que te emociona, yo quiero que ocurra con los libros. Lo que busco son libros atractivos, incitantes, que me ayuden a pensar y conocer, y que aviven mi curiosidad. Y creo que con esas características, esa especie de energía se transmite.
IP. Nuestra filosofía es hacer política de autor, intentamos no fichar obras, si no autores, apostar por nuevas voces y a la vez por voces con mayor trayectoria. Nuestra filosofía es el trabajo codo a codo con el escritor, "viajar" conjuntamente en todo el proceso. Apostamos por el lector, pieza imprescindible. Nuestra filosofía es apostar por autores de nuestro país.
LH. Una mirada diferente, puntos de vista que no se tienen en cuenta como es el caso de la colección de ensayo con un libro que te habla de África desde una óptica que no conoces Sueños en tiempos de guerra, la experiencia personal a través de la mirada de un niño puede ser el catalizador para que cambie algo en ti. Sobre todo, cuando te puedes ver en los ojos de ese niño.
HC. Cuando pienso en Orciny Press pienso en la resistencia cultural hecha desde las alcantarillas o desde las trincheras, en una respuesta al mainstream y a la gentrificación de los géneros fantásticos que se ha venido desarrollando desde hace un tiempo. Ahora todo el mundo es friki, y eso está muy bien porque hay más gente predispuesta a leer géneros fantásticos. Pero yo me sitúo por debajo de la superficie, así que mis libros son para aquellos a los que les gusta rascar un poco. Lo que busco es que la gente se sorprenda y descubra que con el fantástico se pueden hacer muchas más cosas que las clásicas Space Opera, distopías, grimdark o fantasía épica.
IDR. ¿Qué te motiva a apostar por un manuscrito? ¿Y qué te echa para atrás?
AR. Publicamos pocos títulos al año, y todas nos emocionen, nos seducen, nos enamoran, nos las creemos, nos remueven. Dialogan con el resto del catálogo y creemos que podemos hacerlas llegar a nuestros lectores. Y nos tira atrás exactamente lo contrario.
ER. El momento más importante a la hora de elegir un libro es este flechazo del que hablaba antes, esa emoción que te provoca un libro en frío. Yo no me fijo en ningún momento en si el libro va a vender o no va a vender, quizá puedes llegar a planteártelo, es decir “es una locura lanzarte a por este libro”, pero soy bastante irracional en este sentido, no suelo fijarme en índices de venta o en tendencias del mercado.
¿Qué me echa para atrás? Pues básicamente lo acomodaticio del libro, entrar dentro de una corriente que ya esté hecha, no innovar, hacer cosas que ya son consabidas o apuntarme a una cierta corriente.
IP. La emoción.
HC. Pues es una cuestión bastante subjetiva, porque aparte de tener que estar en consonancia con la línea que quiero llevar, me tiene que gustar y tengo que creer que se va a convertir en mi próximo libro favorito.
Lo que me echa para atrás es que trate temas que ya se han tratado, o que los he tratado yo en mis relatos, o que la manera de tratarlos sea convencional.
IDR. ¿Puedes describirnos vuestra línea editorial? ¿Qué publicáis y por qué?
AR. Queremos publicar buena literatura en catalán. Obras que sacudan, que permitan ver la realidad desde otra perspectiva. Queremos hacer llegar al lector voces narrativas que son importantes, que merecen ser leídas (también) en catalán, y que transforman mundos interiores a la vez que permiten disfrutar de una experiencia lectora.
ER. Nosotros publicamos clásicos modernos, libros del último siglo, cada vez nos hemos ido acercando más a la actualidad con libros que yo creo que se pueden leer ahora como se podrían haber leído hace unos años, y que ahora se leen diferente, con un significado complementario porque hacen hincapié en una época. Publicamos sobre todo narrativa traducida, porque esos son el tipo de libros que me gustan a mí, y lo hacemos también con un afán estético muy cuidado. Yo creo que con esas tres características: afán por cuidar la estética, un clásico moderno de los últimos cien años —incluso actual, pero que se lea como un nuevo clásico—, y libro traducido, creo que podríamos abarcar el 75%. Luego además publicamos algún autor español como Sergi Puertas, Eduardo Verti, John Bilbao, Pilar Adón… Y también novela gráfica y libro ilustrado, pero desde un punto de vista muy selecto.
IP. Narrativa, Novela Negra, Biografías y Libro Singular (cualquier proyecto que nos guste).
LH. La editorial pública narrativa y ensayo con una mirada que estimule el pensamiento crítico. Casi todo es traducción, aunque también publicamos algún autor novel que encaje entre esos estilos cuando descubrimos alguna maravilla. Todo lo que publicamos es literatura contemporánea e intentamos que sea una conversación entre la ficción y la actualidad que nos rodea y nos preocupa.
IDR. ¿Cuál creéis que es el fallo más común de los escritores a la hora de buscar editorial?
AR. Enviar el manuscrito a editoriales que no conocen, que pueden no tener nada que ver con la línea editorial donde pueda encajar su propuesta. Y no enviar la mejor versión del manuscrito.
ER. El fallo más común de los escritores a la hora de buscar editorial yo creo que es no darse cuenta de que hay muchos escritores, muchos muchísimos escribiendo en estos momentos, y pensar que tu obra es fundamental e imprescindible. La mayoría de mis amigos escritores, muy buenos, dudan enormemente, incluso cuando les mandan sus manuscritos a sus editores habituales. Tienes que ser muy muy muy humilde para mandar un libro a una editorial, y tienes que ser consciente de que además el editor no tiene mucho tiempo para leer.
Nosotros recibimos muchísimos manuscritos, solemos echar un vistazo a todos y solemos responder a unos cuantos, cuando nos llaman la atención. Pero yo creo que el principal defecto es el ego, aunque eso forma parte también de la profesión, que uno esté muy seguro de su talento… Pero el talento es muy raro. En los quince años que llevo, habré seleccionado en frío tres o cuatro manuscritos. Y hay que ser consciente de ello.
IP. El desconocimiento.
LH. No saber dónde envían el manuscrito. Los editores estamos inundados de propuestas que no son para nosotros y eso ralentiza nuestro trabajo muchísimo.

IDR. Una de las mayores dificultades en el mundo editorial es hacer llegar la obra al lector, hacerla visible. ¿Cómo encaráis el tema de la promoción?
AR. A partir de la insistencia, de la fidelización de los lectores y los libreros, y de la credibilidad.
ER. La promoción es fundamental en cualquier editorial. Yo creo que el 90% de lo que hace una editorial es comunicación, desde pagar pronto las facturas, a tener una buena relación con tu traductor, a hacer buenas traducciones y una buena selección, hacer un libro bonito, que el libro no tenga erratas…, todo es comunicación. Y en cierto modo, esa especie de promoción silenciosa, que se consigue haciendo buenos libros, y siendo honrado y honesto en tu día a día, ya forma parte de tu imagen.
La promoción que hacemos nosotros es una promoción nada agresiva, intentamos ser informativos más que coactivos, más que obligar suscitamos atención, e intentamos ser muy gráficos, muy visuales. Utilizamos redes sociales lo más inteligentemente posible, tenemos una excelente relación con los libreros, los libreros para nosotros son fundamentales, casi más que los medios, e intentamos también ir lentos, no queremos un ¡Boom!, queremos libros que se asienten y sean de fondo.
IP. Creando comunidad usando los canales habituales y aprovechando festivales y ferias.
HC. Pues como buenamente podemos. Las redes sociales son fundamentales, pero también lo son las ferias y las presentaciones. Una editorial pequeña tiene que salir a la calle a pegarle con el libro en la cabeza al lector potencial, porque a casa no van a venir a comprarle los libros. Ahora, además, tengo quien me ayuda con temas de prensa, así que intentaremos ofrecer algo diferente a los periodistas culturales y los blogueros.
IDR. ¿Crees que el mundo editorial está en peligro de extinción?
AR. No, en absoluto.
ER. En absoluto. Yo creo que el mundo editorial lleva en peligro de extinción desde el comienzo. El libro es un invento perfecto, es un invento que no es mejorable, es lo que se llama “tecnología robusta”, es como la mesa, el sombrero o el vaso, puedes hacerlo más bonito, más feo, más caro o más barato, pero es un concepto que no es mejorable, es como la radio, que ha pasado a ser podcast en cierto modo, pero la voz narrada no tiene parangón, igual que la voz escrita.
Yo creo que el mundo editorial se transforma, y no estoy hablando de conversión a nuevas tecnologías, sino que se están adaptando a las nuevas formas de comunicar y de llegar al lector. Y yo creo que el mundo editorial no se extinguirá, es una profecía auto cumplida por parte de muchos agoreros, y por lo que vemos, el buen negocio editorial ha aguantado muy bien la crisis, el negocio editorial de fondo, no el de mero entretenimiento.
IP. No.
IDR. ¿Qué opinas sobre eso de que la gente no lee, especialmente la juventud?
AR. Si miramos los índices de lectura, evidentemente tenemos un problema. Debemos tratar de revertir la situación tan pronto como sea posible.
ER. Yo creo que la gente lee. Las cifras que tenemos de lectores hechos son muy parecidas a las de hace algunos años. Lo que pasa es que la gente que antes leía por mero entretenimiento, ahora mismo juega al Candy Crash, chatea por Facebook o se dedica a ver series. Sin embargo el lector militante, éste no ha bajado.
Yo creo que la reto de renovación de lectores por parte de la juventud, es un reto que todos tenemos que asumir y tenemos que ganarnos al nuevo lector, no basta con decir “esto es una nueva manera de entretenimiento”, sino decirle al lector “esto te va aportar cosas que no te aporta ninguna otra cosa”.
Yo no creo, en este sentido que exista una verdadera crisis de la lectura, al menos a nosotros no nos afecta, nosotros tenemos una renovación constante de lectores, con lo cual, este tipo de literatura yo no creo que esté pasando por ninguna crisis.
IP. Se lee diferente.
LH. No creo que sea cierto. Al menos, no como axioma.
HC. Pues que sí y que no. Aquí siempre se ha leído poco, pero el que es lector, lee mucho porque siempre saca un ratito al día para pasar un par de páginas. Y la juventud... sí que lee, pero a lo mejor está interesada en otros formatos. Hoy en día los adolescentes van a una velocidad endiablada y los que somos de otra generación no sabemos ni el color que tiene el bólido en el que van. Pero sí que leen, porque existen fenómenos como Los juegos del hambre y el Young Adult en general.
IDR. ¿Papel o ebook? ¿Cuál es tu opinión como editor y como lector?
AR. Papel, siempre.
ER. Sin duda papel. El ebook es una moda pasajera. Desde hace dos o tres años el negocio se ha estancado. Ahora mismo no existe una evolución, en un mercado como el del ebook, que necesita una constante renovación y constante evolución. Se ha quedado como una alternativa, pero la persona que no lee, no lo hace ni en ebook ni en papel. El papel sobrevivirá, el ebook se transformará en otra cosa y tendrá su obsolescencia. Yo recuerdo la famosa canción de Vidio kill the radio star, bueno, ¿y dónde está ahora el vídeo? El vídeo es imperfecto, se ha transformado en otra cosa, y ahora mismo no existe, está el streaming y lo que quieras, pero la radio sobrevive. Es decir, los inventos perfectos, como el libro en papel, no mueren. El ebook es un simulacro del libro en papel.
IP. Me gustan los dos canales.

IDR. ¿Nos recomiendas alguna de vuestras novedades?
AR. ¡Todas! De las últimas que hemos publicado, por ejemplo: Daha!, de Hakan Günday, o La sang de les promeses, de Wajdi Mouawad. Remueven, duelen, pero son necesarias.
ER. Un día en la vida de una mujer sonriente, de Margaret Drabble. Los cuentos completos de una de las mejores escritoras inglesas del XX, que inciden poderosamente en el universo femenino de personajes que pueden ser la “mujer normal” con el que muchas lectoras se identifican. Un libro sorprendente, con trece relatos que abarcan 35 años de producción literaria. 
IP. Lo que nos queda de la muerte, de Jordi Ledesma, y L'imperi dels lleons / El imperio de los leones, de Sebastià Bennassar.
LH. Sueños en tiempos de guerra, de Ngugi wa Thiong'o, traducido por Rita da Costa al castellano y Josefina Caball al catalán (viene el 10 de mayo al CCCB invitado por el PEN català).
HC. ¡Claro! Acabamos de sacar Hipermatrònic, l'hiperbreu que va sorgir de l'espai profund, de Sergi G. Oset, que es un libro de microrrelatos fantásticos en catalán llenos de intertextualidades y de referencias. Es la primera vez que se hace un libro así en catalán y estoy muy orgulloso. Y Bienvenidos al bizarro, una antología de relatos de diferentes autores de ese género, que creo que puede servir para hacerse una idea de todo lo que puede ofrecer, además de ser la lectura más delirante que vas a tener en mucho tiempo. 

El mes que viene, el encuentro de ‘Més que un Club de Lectura!’ será sobre Ciencia Ficción, Terror y Bizarro:
‘42: el sentido del humor, la fantasía y todo lo demás’
Un repaso a la relación del humor con la ciencia ficción, la fantasía, el terror y el bizarro con Sergi Escolano, Sergi Álvarez y Hugo Camacho. En el espacio nadie escuchará tus risas.
Podéis informaros en la librería y apuntaros a nuestras News para que os enviemos toda la información. Las charlas son abiertas al público y gratuitas, así que no os las perdáis.

Más reseñas y entrevistas en La Odisea del Cuentista:

Isabel del Río
Abril 2017

miércoles, 5 de abril de 2017

Reseña de “Guiar a los niños con el Ho’oponopono” de Catherine Gremaux-Daviet


TÍTULO: Guiar a los niños con el Ho’oponopono
AUTOR: Catherine Gremaux-Daviet
EDITORIAL: Obelisco

SINOPSIS
El Ho’oponopono, célebre sabiduría hawaiana basada en la reconciliación y el perdón, ha conquistado a miles de adultos que han encontrado en él la oportunidad de aliviar las vicisitudes de la vida cotidiana y transformar su percepción de los acontecimientos más complicados de asumir. En este libro, la autora presenta la adaptación del método Ho’oponopono a niños y adolescentes, gracias al cual podrán tomar conciencia de que las cosas no son inmutables si ellos no quieren; aprenderán también a quererse, a transmitir el valor de la palabra «gracias», a vivir serenamente con los demás y, sobre todo, a no sentirse solos frente a las emociones más complejas.
Padres, educadores y monitores proponen unos ejercicios que ayudan a enseñar la sabiduría que transmite el Ho’oponopono y a dar sentido a las palabras «lo siento, perdón, gracias, te quiero».

OPINIÓN
Las técnicas meditativas, así como la respiración profunda y consciente, es el punto clave para profundizar en uno mismo, aquietar la mente y comprender nuestras emociones. Porque sólo con ese auto-entendimientos podemos llegar a aceptarnos tal y como somos, a amarnos y dar el paso siguiente: aliviar nuestras preocupaciones y ayudar a quiénes nos rodean.
Recomiendo la meditación a todo aquel que me consulta, ya sea porque no puede dormir, porque le duele el estómago o porque busca inspiración. El estado meditativo nos permite entrar en contacto con nuestro yo más puro, alejado de las etiquetas y prejuicios del mundo en el que vivimos. Por ello enseño meditación a niños y jóvenes, para que entiendan sus emociones y porqué las sienten, para que tengan herramientas para gestionarlas y llegar a ser adultos resilientes, amorosos e independientes.
El Ho’oponopono es una técnica que nos permite entrar en estado meditativo, trabajar nuestras emociones, miedos y falsas creencias, y soltar amarres. Yo la conocí como medio para sanarse a uno mismo al tiempo que sana el planeta, con grupos de meditación de personas ya adultas, pero siempre pensé que era una herramienta muy interesante para trabajar con niños y jóvenes.
La editorial Obelisco se adelantó a mi petición y me envió un ejemplar del nuevo libro de Catherine Gremaux-Daviet: Guiar a los niños con el Ho’oponopono. Este librito de apenas 90 páginas, es una guía sencilla, intuitiva, cercana y didáctica para que educadores y familiares trabajen con niños y jóvenes, para mostrarles la capacidad infinita de sus corazones, el poder que todos tenemos para cambiar nuestra realidad sólo con modificar la forma que tenemos de verlo.
Además de explicar de qué va el Ho’oponopono, cuál es su origen y cómo se practica, encontramos ejemplos ilustrativos muy interesantes a la hora de acercarlo a los más pequeños, así como ejercicios pre y post meditación.
Muy recomendable a educadores de primaria y secundaria, para familias con jóvenes confusos, y para aquellos que simplemente quieran abrir nuevos horizontes a los más peques de su casa.


Isabel del Río

Diciembre 2016